top of page

#TPM001 Cómo cumplir tus sueños siendo Madre sin tirar la toalla

¿Eres madre y siempre están los demás antes que tú?

¿Cuando te propones un objetivo terminas tirando la toalla por falta de tiempo y ganas?




Hola mami, te quiero dar la bienvenida a este primer capítulo del podcast Tiempo para mamá, un podcast donde vamos a ver herramientas para que encontrar tiempo siendo madre sea fácil.


En este primer capítulo te quiero hablar de la herramienta "cómo mantenerte constante en tu organización sin tirar la toalla"

Vamos a hablar de este tema porque me cruzo con muchas madres en entrevistas y en comunidades que me dicen: "sí, sí, yo empiezo muy bien, empiezo a organizarme y pocos días después todo se me va al traste por los imprevistos, porque priorizo todo antes que a mi".


Y me continúan diciendo "siempre me quedo para lo último porque no sé cómo tener tiempo para mí, no sé como cuidarme, no sé de dónde sacar esos minutos y esos momentos que me hagan tener tiempo para fluir y para tranquilizarme. Finalmente tiro la toalla y al final acepto que esta es mi situación".


¿No estás harta de tirar la toalla tantas veces en tu organización?


Vamos a empezar dejando de repetirnos el no tengo tiempo. Vamos a tratar de parar ese piloto automático que vamos apagando fuegos cada día de la siguiente manera:


Quiero que te imagines la historia de una madre que tiene dos niños pequeños de dos y de cinco años. Cuando suena el despertador por la mañana, un día entre semana, lo que hace la madre es levantarse rápidamente. Lo que hace es preparar los desayunos, preparar las mochilas para los niños, luego los despierta, los viste y prepara todo para poder salir de casa a la hora concreta para poder llegar al colegio a tiempo.


Los lleva al colegio, de ahí se va al trabajo. Está en su trabajo hasta que llega la hora de ir a por los niños al colegio, los recoge y llegan a casa, comen y luego la rutina de hacer los deberes o de organizar la casa o de hacer la compra.


Llega la noche, las duchas, preparar la cena y finalmente los lleva a dormir.


Ella después se echa al sofá a ver sus redes sociales o a ver algún programa de televisión que por lo menos le haga divagar un poquito y le haga olvidarse de lo que han sido las obligaciones.


Y ahora te hago la pregunta:


¿En cuánto se parece este día a tu día? ¿Se parece mucho? ¿Se parece poco?

¿Te gustaría cambiar algo de este día si fueras esa madre? ¿Te gustaría cambiar algo de tu día?


Quiero que cierres los ojos y te imagines que han pasado 25 años.


Llega un gran día donde sabes que tienes una gran comida. Llegas puntual a la casa donde te han invitado. Abren la puerta y te encuentras con tu hijo o con tu hija que han crecido.


¿Cómo te gustaría encontrarte a tu hijo/a? ¿Cómo te gustaría que fuera? ¿Cómo te gustaría que hablara? Incluso que se organizara... ¿Cómo te gustaría que fuera su día a día ó cómo te gustaría que fueran sus decisiones?


¿Cómo te gustaría que fuera su camino, su trabajo hacia sus metas? ¿Cómo te gustaría que cumpliera sus metas, que cumpliera sus objetivos?


¿Cómo te gustaría que hiciera seguimiento de esa organización hacia sus propios objetivos para poder conseguirlos?


¿O sin embargo, te gustaría que también fuera apagando fuegos de aquí para allá?


¿Sin tener tiempo, sin planes, sin casi agenda o una agenda que la utilizara día sí y otro día no?


Elige uno de los dos caminos. El camino que elijas es aquel en el que tú le tienes que dar ese ejemplo. Cada día ese ejemplo de tranquilidad, ese ejemplo de organización.


Es el ejemplo del "tengo estas metas, sé lo que quiero conseguir y voy hacia ello con el paso un, dos y tres".


Te invito a que en este primer capítulo de este podcast sepas responder cómo te gustaría que tus hijos se organizaran y consiguieran sus sueños más anhelados.

Esto es lo que quería hablarte hoy. Ya sabes que este podcast lo publico para que te sirva de inspiración y reflexión.


Te dejo aquí la cajita de comentarios para que me puedas comentar y reflexionar sobre todo lo que te surja. Así que nos vemos en el siguiente capítulo, que ya será el número 2.


¡Pasa muy buen día!


Comentários


bottom of page